Seremi de Gobierno, Luigi Ciocca, ante firma de proyecto por nueva Ley de Migraciones

22.08.2017

"Esta iniciativa busca regular la migración y

resguardar la dignidad de quienes llegan al país" 

Como un paso claro y decisivo, que forma parte de los compromisos del Gobierno para con el país y la ciudadanía, calificó el Seremi de Gobierno, Luigi Ciocca, la firma del proyecto para una nueva ley de migraciones, por parte de la Presidenta Michelle Bachelet durante esta mañana, y que busca modernizar la actual legislación -vigente desde 1975-, y la forma en que el Estado da respuesta al fenómeno migratorio.

A juicio del vocero regional, y atendiendo a la realidad de que la migración es un fenómeno propio de la globalización, y por ende, ineludible; "estamos convencidos que esta iniciativa permitirá promover una migración ordenada y segura, pues el principal objetivo de este proyecto de ley es regular la migración y resguardar la dignidad de quienes llegan al país, ya sea buscando nuevas oportunidades por razones económicas, o bien por motivos políticos, porque los migrantes son personas, no cosas".

Al respecto puntualizó que este proyecto de ley es el fruto de un trabajo participativo, donde se abrió el espacio a 621 organizaciones de la sociedad civil y universidades, con 45 grupos de trabajo, en 6 ciudades y de las cuales se extrajeron 196 propuestas.

"Por lo tanto, lo primordial de esta iniciativa es que mejorará muchas de las condiciones en que hoy viven los migrantes en nuestro país, que vienen y realizan un aporte a nuestro desarrollo. Pero también establece normas claras que desincentiven a quienes vienen con malas intenciones, porque nuestro interés como país es abrir las puertas a hombres, mujeres y niños de diversas nacionalidades que vienen a trabajar, a estudiar y a construir un futuro mejor para sus familias".

ASPECTOS CLAVES

Para Ciocca, un aspecto fundamental del proyecto de ley es la valorización de la migración, en un contexto de vida democrática e inserción internacional, y donde se compatibiliza el respeto a la soberanía del Estado con el resguardo de la dignidad de las personas migrantes.

Para ello, el Gobierno plantea una legislación que fortalece la regulación en materia de ingreso, residencia y egreso del país, reconociendo que los extranjeros tendrán derecho de igualdad ante la ley, libertada de tránsito y migración, derecho a la protección de la salud, educación y seguridad social. Además de los derechos laborales, debido proceso y reunificación familia.

"Al mismo tiempo, se establecen deberes u obligaciones para los extranjeros, quienes deberán respetar a los habitantes e identidad cultural del país, cumplir lo que establece el ordenamiento jurídico nacional y mantener regularizada su situación migratoria", acotó Ciocca.

Sin embargo, un tema no menor es que la ley propuesta prohíbe el ingreso de condenados o procesados por delitos graves o vinculados al crimen organizado. Par ello, se dotará de más recursos a objetivo de aumentar la calidad de los controles., junto con un procedimiento sancionatorio que puede llegar a la expulsión, y que no podrá ser dejado sin efecto por los tribunales de justicia.

Para el Seremi de Gobierno, otro elemento relevante es la creación de un sistema nacional de migraciones, con la figura de una "Autoridad Migratoria", junto con una política nacional migratoria y un comité de carácter interministerial.

"Con esta propuesta, el país podrá perfeccionar la forma cómo recibe a los extranjeros, y facilitar un clima de respeto y democracia. Lo importante es que el Congreso apruebe este proyecto de ley, para de esa forma, avanzar hacia una sociedad que reconoce el esfuerzo y trabajo de quienes llegaron al país en busca de nuevas oportunidades, contribuyendo con su trabajo, cultura e identidad a un Chile más diverso".