Parapentista argentino murió tras caer en ladera del cerro

11.10.2017

Un parapentista murió tras perder el control de su monoplaza y caer en la ladera del cerro, a metros de donde se construye el nuevo acceso Iquique- Alto Hospicio.

Según información entregada por testigos a Carabineros, el hecho ocurrió cerca de las 11.20 horas cuando el ciudadano argentino, identificado como Claudio David Martínez Andrade, luego de realizar piruetas y por razones que se investigan, perdió el control del parapente impactando contra el cerro para posteriormente caer en la ladera del sector del mirador La Pampa, a la altura del kilómetro 39 de la ruta A-16.

Trabajadores que estaban cerca del lugar se acercaron a ver al afectado intentando reanimarlo, aunque según afirmaron a la policía, habría fallecido de manera instantánea producto de las lesiones provocadas por el impacto tras la caída.

Hasta el lugar concurrieron efectivos de Carabineros y personal de emergencia, Bomberos y Samu, quienes constataron el fallecimiento del deportista.

"En este caso se efectuaron fijaciones, fotografías y planimétricas, además del examen externo del cadáver y el levantamiento de evidencias que será relevantes para esclarecer lo ocurrido", dijo el capitán del Labocar de Carabineros Pablo Leiva, quien agregó que también se analizará una cámara Gopro hallada en el lugar.

El hombre de 35 años estaba debidamente autorizado, con credencial internacional de parapente inicial. Además de mantener todo el equipamiento correspondiente.

Al lugar llegaron efectivos del Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar), quienes realizaron diversos peritajes en el sitio del suceso.

Experto

Luis Andrade, instructor de la escuela de parapentes "Termika", manifestó que "la modalidad que se estaba practicando, al parecer, era acrobacia básica, pero en el sector hay zonas turbulentas y eso podría haber provocado que el piloto perdiera la maniobrabilidad del parapente".

Andrade agregó que lo que se realiza habitualmente en Iquique, es operado por instructores con vasta experiencia y que este tipo de accidentes son muy reducidos y en general se producen en pilotos que no conocen la realidad de las corrientes térmicas que posibilitan el vuelo en el sector.

"Nosotros volamos con todas las medidas de seguridad que nos exige la norma internacional y somos fiscalizados por la Dirección de Aeronáutica de Chile, quienes delimitan los sectores de vuelo. Los extranjeros no respetan algunas normas", expresó el instructor quien junto a algunos colegas están preocupados por este tipo de accidentes debido a que se pierde el récord de disciplina y seguridad que manejan.

Andrade dijo además que se realizan cerca de 60 mil vuelos al año y no se registran accidentes de las escuelas locales en el último tiempo, dejando claro que dichas instituciones cumplen totalmente con las condiciones de seguridad requeridas para funcionar.

35años tenía el deportista argentino que falleció en la jornada de ayer mientras practicaba en el sector de la ruta A-16.