Murió Stanislav Petrov, el oficial soviético que evitó una guerra nuclear en 1983

21.09.2017

MOSCÚ.- El oficial soviético que evitó en 1983 una guerra nuclear entre la URSS y Estados Unidos, Stanislav Petrov, falleció a los 77 años en su domicilio a las afueras de Moscú, según comunicó el martes su hijo a medios locales "Sí, murió en mayo", dijo Dmitri Petrov, hijo del militar, a medios locales. La muerte del oficial no salió a la luz hasta que un cineasta alemán lo llamó a principios de septiembre para felicitarle por su cumpleaños. El histórico incidente -en el que Petrov tuvo un papel protagonista y que pudo haber desembocado en un conflicto nuclear entre las dos principales potencias mundiales-, sucedió en la noche del 25 al 26 de septiembre de 1983 cerca de Moscú. Él se encontraba entonces de guardia en un centro de mando del sistema de alerta de ataques con misiles de la Defensa Aérea, cuando los equipos electrónicos dieron un falso aviso de lanzamiento de cohetes intercontinentales estadounidenses contra objetivos en territorio soviético. Sin embargo, el oficial no se fió de los equipos y, tras chequear los datos, acertó a descifrar el error y a desactivar a tiempo el sistema de alerta de un ataque nuclear. Aunque la Unión Soviética ya había sido calificada como el "Imperio del mal" por el entonces Presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, Petrov se negó a aceptar que la Tercera Guerra Mundial acababa de comenzar y evitó una hecatombe nuclear. Petrov, quien recibió meses después una de las principales órdenes que otorgaba el Estado soviético, nunca contó nada a su familia y, de hecho, su proeza se mantuvo en secreto hasta la caída de la URSS en 1991. Jamás se consideró un héroe ("simplemente hice mi trabajo", decía), aunque el incidente ocurrió en medio de la guerra de Afganistán y semanas después de que un caza soviético derribara un avión de pasajeros surcoreano con 279 personas a bordo. La historia de Petrov, que entonces era un teniente coronel de 44 años y se retiró al año siguiente preso de los nervios, es contada en el documental "El hombre que salvó el mundo", estrenado en 2014.