Los principales cambios regulatorios que incluye la reforma previsional

15.08.2017

El lunes inició su proceso legislativo, al entrar al Congreso, la reforma al sistema previsional promovida por el Gobierno, constituida por tres proyectos de ley cuyas características detalladas ya se empiezan a conocer.

Según indican esta mañana los principales diarios del país, los tres proyectos suman, en conjunto, 157 páginas y, dentro de ellas "se considera apropiado establecer un menor número de años de permanencia en fondos de mayor volatilidad", por lo que "se extiende la limitación para la elección de los fondos A y B para las y los afiliados de mayor edad".

Limitación a los cambios de multifondos

Esto quiere decir que hasta 20 años antes de jubilar la persona podrá mantenerse en el fondo A, el más riesgoso.

Además establece que las personas sólo podrán moverse al multifondo adyacente, es decir, si la persona se encuentra en el fondo A, podrá pasar al B y no al E, por ejemplo.

La transferencia se materializará en un plazo de 10 días, por lo que si un afiliado del fondo A quiere pasar al E deberá ir haciéndolo gradualmente, proceso que tardaría hasta 40 días.

El proyecto además busca aumentar la participación de afiliados en la toma de decisiones de las AFP, permitiendo que los afiliados designen un representante en el Comité de inversión y de Solución de Conflicto de Interés de la Administradora: "Los representantes de las y los afiliados recibirían una dieta pagada por la respectiva AFP".

Por otra parte, a quienes se encuentren en edad de jubilar y quieran seguir cotizando después de la edad legal quedarán eximidos del pago de comisión.

Asimismo, el Gobierno propone aumentar las facultades fiscalizadoras de la Superintendencia sobre el Instituto de Previsión Social (ISP).

Sueldos de ejecutivos

El proyecto además propone que la cuarta parte del sueldo de altos ejecutivos se invierta en fondos de pensiones, al igual que los afiliados, con el objetivo de buscar mayor competencia y eficiencia en la gestión.

En tanto, el uno por ciento de las comisiones de intermediación pagada tendrá que ser financiada por las administradoras, para disminuir los conflictos de intereses.

Además, para aportar mayor control y transparencia a la industria, las AFP deberán informar a la Superintendencia sobre la propiedad de la administradora de fondosy, a su vez, ampliar la categoría de cargos incompatibles para evitar conflictos de intereses.

También se crean incentivos tributarios a las empresas para promover el Ahorro Provisional Voluntario Colectivo (APVC) y se aumenta el periodo de licitación de las AFP a tres años para los nuevos afiliados, proceso que ya no estará a cargo de la Superintendencia de Pensiones, sino que de los ministerios de Hacienda y Trabajo.

Fuente: Cooperativa.