Empresa sancionada por Cau Cau se adjudica proyecto Túnel El Melón

30.10.2017

Durante un año y cuatro meses, la empresa Zañartu Ingenieros Consultores, una de las principales firmas del rubro, no tuvo contratos con el Ministerio de Obras Públicas (MOP). Por 12 meses su alejamiento fue forzado, luego de que la Contraloría la suspendiera del Registro de Consultores de la cartera por no advertir "los errores producidos en los trabajos de confección e instalación de tableros del tramo móvil" del puente Cau Cau, en la Región de Los Ríos.

Durante los otros cuatro meses, tras cumplir su sanción el 26 de mayo de 2017, la empresa volvió a la carrera por intentar adjudicarse algún proyecto estatal, postulando a 37 licitaciones. Y fue el 4 de octubre cuando tuvo su mayor victoria: ese día la firma ganó un contrato por $ 4.122 millones para asesorar la inspección fiscal de la "construcción y explotación" del túnel El Melón, ubicado en la Región de Valparaíso.

La emblemática obra de 2,5 kilómetros contempla un presupuesto total de US$ 110 millones y considera mejoras en el túnel y vías de ingreso, así como la construcción de un segundo corredor aledaño.

Para la adjudicación del contrato, según las actas de evaluación de ofertas técnicas, Zañartu Consultores obtuvo la mejor calificación entre ocho competidores. "Experiencia general y antecedentes de la empresa", "plan de trabajo y metodología" y "equipo propuesto", fueron aspectos analizados por la comisión evaluadora, en que obtuvo los máximos puntajes.

Batalla en tribunales

Justo antes de cerrar este millonario contrato, la firma Zañartu debió solucionar otro foco de conflicto: la contienda en tribunales que mantenía con el titular de OO.PP., Alberto Undurraga.

El 4 de mayo de 2016 la empresa se querelló contra el ministro acusándolo de prevaricación, tras la sanción impuesta por la falla del puente Cau Cau. Y a su vez, Undurraga arremetió con una acción legal por presunto delito informático, tras detectar que un correo privado que él remitió a su gabinete fue usado por Zañartu como prueba en su contra en la querella.

Pese a que la investigación de ambos casos que lleva adelante la Fiscalía Centro Norte se mantiene vigente, el 22 de septiembre pasado Undurraga y la empresa Zañartu sellaron un acuerdo ante la notario Valeria Ronchera, de la 10a. Notaría de Santiago. El documento contiene un "acuerdo, desistimiento, renuncia de acción y finiquito" que pone término a las acciones legales cruzadas. Según los registros del Poder Judicial, el 3 de octubre pasado el acuerdo se judicializó.

Sobre este acuerdo, el ministro Undurraga señaló a La Tercera que "el desistimiento es una acción estrictamente jurídica. Mi abogado me informó que la voluntad de la fiscalía era no perseverar en esa materia. Y por lo tanto, no tenía ningún sentido seguir con esa querella". Niega que el desistimiento tenga alguna relación con el nuevo contrato suscrito con Zañartu.

En este sentido, agrega que "dado que podría haber alguna suspicacia, por razones de prudencia me he inhabilitado y no he firmado y no he participado en nada de Zañartu". A través del oficio 1946, de fecha 27 de septiembre, Undurraga informó al contralor Jorge Bermúdez su decisión de "inhibirme de participar y/o suscribir cualquier acto administrativo que diga relación con la empresa Zañartu Ingenieros SPA y/o cualquiera de sus filiales".

Consultado sobre si existe un aumento en la fiscalización a la empresa, tras el episodio del puente Cau Cau, Undurraga aseguró que "las instrucciones de fiscalización son generales, no son para una empresa en particular".

Zañartu en el mercado

Con 33 años en el rubro, Zañartu fue por décadas uno de los principales consultores del MOP. Así, la empresa dirigida por el ex ministro radical Sergio Jiménez, el ingeniero Sergio Clavería y Jaime Zañartu Ureta, hijo de uno de sus fundadores, Jaime Zañartu Undurraga, se encumbró como uno de los principales actores de este sector.

Desde Zañartu insisten en no tener responsabilidad en la falla del puente Cau Cau, pese a que la Corte Suprema ratificó la sanción del MOP. En una respuesta por escrito, Jaime Zañartu, vicepresidente de la empresa, dijo que "no reconocemos ningún tipo de responsabilidad y creemos que fuimos injustamente sancionados (...) La empresa obró adecuadamente en el caso de su asesoría en el puente Cau Cau, la que por cierto era bastante acotada ya que en ese caso trabajamos como asesores de la inspección fiscal". El caso, además de un enfrentamiento judicial con Undurraga, también provocó la renuncia de uno de los directores de la empresa, Claudio Lefever, quien no estuvo de acuerdo con el desistimiento de la querella. El ex directivo, quien ha responsabilizado a la constructora Azvi de las fallas del puente, optó por presentar el pasado 2 de octubre una nueva acción legal por prevaricación contra Undurraga.

A la fecha, Zañartu espera la toma de razón de otros tres contratos con el MOP por $ 1.316 millones y se preparan para iniciar la inspección fiscal del nuevo aeródromo Peldehue, adjudicado por $ 853 millones, y la inspección por la conservación del aeropuerto Diego Aracena, en Iquique, por otros $ 219 millones.