Bachelet en conversación con la BBC: "Hemos sido muy ambiciosos para hacer reformas tan profundas" 

10.10.2017

Bachelet en conversación con la BBC: "Hemos sido muy ambiciosos para hacer reformas tan profundas"En una entrevista con la cadena británica, la Presidenta hizo una autocrítica y afirmó que con transformaciones tan grandes durante un Gobierno acotado no existe "la posibilidad de ir mostrando los éxitos". 


SANTIAGO.- "Yo diría que hemos sido muy ambiciosos para hacer reformas tan profundas y grandes en tan solo cuatros años y, por tanto, no siempre tener la posibilidad de ir mostrando los éxitos". Esa fue la principar autocrítica de la Presidenta Michelle Bachelet a su administración durante un diálogo con la cadena británica BBC. En esa entrevista analizó, además, los aciertos y duros momentos que ha vivido durante su segunda estadía en La Moneda. La Jefa de Estado agregó que el acotado tiempo que ha tenido para gobernar, no ha permitido que los cambios sean bien comprendidos por la ciudadanía, "pero yo soy una convencida que, en la medida en que vayan mostrando frutos, mucha gente va a ver cuál es el sentido de las transformaciones", ejemplificando con que más jóvenes podrán acceder de forma gratuita a la educación superior, además de los beneficios, a su juicio, que traerá haber puesto fin al lucro en las escuelas subvencionadas por el Estado. Respecto a la baja aprobación que ha tenido durante su administración, posicionándola en torno al 20% de valoración ciudadana, Bachelet aclaró que "aquí hay una mezcla de situaciones". En primer lugar planteó que "no siempre hemos podido comunicar bien el sentido de las cosas". Y, por otro lado, indicó que "cuando existe una transformación siempre hay personas que se sienten amenazadas, quienes hicieron una fuerte campaña en contra de las reformas que nosotros estábamos llevando adelante, y eso hizo que la gente también se atemorizara, sintiera inseguridad". En esta línea, la jefa de Estado aseguró que algo similar es lo que ocurre con el tema de los inmigrantes: "Hay gente que siente que la migración puede poner en peligro su trabajo y su seguridad. No es así. De hecho, Chile es un país que es de inmigrantes, originalmente". Asimismo, la máxima autoridad del país aseveró que durante su Gobierno tuvo una oposición que "no dio luna de miel ni desde el primer día, ha sido fuerte, y que es parte de la vida, no hay que llorar en política". "Yo espero que todos estos cambios que eran necesarios en nuestro país, van a ir dando frutos. Lo que importa no es mis niveles de aprobación, sino que el país vaya bien para todos", concluyo la Presidenta.