Adquirían medicamentos con recetas robadas

25.10.2017

Mediante el uso de recetas médicas, que fueron robadas en un centro de diálisis, mujeres compraban de manera indiscriminada medicamentos psicotrópicos en distintas farmacias de Iquique y Alto Hospicio, los que revendían en el comercio ilegal triplicando su valor.

La Brigada Investigadora de Delitos Económicos (Bridec) recibió una denuncia en Alto Hospicio por el delito de falsificación o uso malicioso de documentos privados y hurto, por la supuesta sustracción de un timbre y recetas médicas, los que fueron usados para realizar la compra de medicamentos psicotrópicos en diferentes establecimientos.

Ante eso, la brigada policial realizó diversas diligencias para dar con los autores del ilícito.

Partiendo de la base de que el producto se vende con receta retenida, se estableció que dos mujeres habían realizado distintas compras de clonazepam en diferentes farmacias. Una vez establecida la identidad de ambas personas, se logró la detención de las dos imputadas por el hecho delictual.

El jefe de la Bridec de la Policía de Investigaciones, comisario Ramón Ortega, confirmó la información, explicando que se logró establecer que las imputadas, después de obtener las recetas médicas, hicieron diversas compras en distintas farmacias de la provincia, manifestando que tras obtener el medicamento, que tiene un valor aproximado de 5 mil pesos, lo revendían.

"Las imputadas compraban los medicamentos, los que traen tres tiras (cada caja), las que eran revendidas a cinco mil pesos (cada una)", indicó el comisario, agregando que la acción era realizada en el comercio informal donde triplicaban el valor de la caja. En total habrían obtenido cerca de 50 cajas del remedio, recaudando más de 900 mil pesos.

Las imputadas quedaron apercibidas, por lo que fueron puestas en libertad a la espera de ser citadas por el Ministerio Público. Ortega, en tanto, manifestó que todavía se realizan diligencias para establecer la cantidad exacta de medicamentos que lograron comprar y comercializar, haciendo presente que una de las mujeres era paciente en el centro médico afectado por el hurto.